Saturday, February 20, 2010

Las Calienta-huevos

Por: JuanDBarrantes

“Hay dos cosas que son infinitas: el universo y la estupidez humana”
Ahora hablaremos de esa clase de mujeres que les encanta que las miren con cara de sexo, generalmente tienen cierta tendencia a bailar “amacizadas” y respirar cerca de la nuca de los hombres… mejor conocida como calienta-huevos.

Andrés estaba en una discoteca con varios de sus amigos y de repente cruza su mirada con ella: labios carnosos, mirada pícara, escote pronunciado y un hermoso cuerpo, digno de modelo. Después de tomarse un trago doble de tequila, se dirige decididamente a invitarla a bailar. Bailan dos canciones seguidas… se ríen bastante… y cada uno regresa a su lugar. Andrés llega donde sus amigos con cara de malicia y un marcado aire de prepotencia. Le dice a Santi: 

- Está como querida, ¿sí o no?

Santi y el resto lo miran con desdén. A partir de este momento empieza un cruce de miradas furtivas entre Andrés y la hermosa chica que acaba de conocer. Después de tomarse poco más de media botella con sus amigos, entre miradas nuevamente invita a bailar a su nueva “conquista”. Ahora ambos tienen un poco más de alcohol en sus cuerpos y mueven su ritmo al compás de un vallenato, más desinhibidos que la vez pasada que salieron a la pista. Luego ella empieza a hablarle al oído muy suavemente… casi se siente como su lengua se desliza lentamente por su oreja mientras ambos sonríen… luego Andrés le habla… mientras ella delicadamente se acerca a su cuello, acariciándolo tiernamente con su nariz y labios.  Acto seguido sus partes íntimas se acercan más y más…y ella rápidamente se aleja, no sin antes guiñarle el ojo, con una mirada muy coqueta. Andrés queda allí, tontamente solo en medio de la pista, con su pantalón un poco abultado y con una cara de sorpresa… casi estirando su brazo para decir: - Oyeeeee, ¿qué pasóooo?  Después de estos 5 segundos -que para Andrés fueron eternos- vuelve donde sus amigos, que lo miran hacia el pequeño bulto del pantalón y lo reciben con una estridente carcajada. Andrés se defiende:

– Ahhhh, ábranse. Al menos yo levanté algo…

En su mente corre la idea que su conquista cayó redondita ante sus encantos, mientras bebe varios tragos seguidos de tequila, con limón y sal. Sólo han sonado dos canciones desde la última vez que bailó con su víctima. Pero se anima a sacarla nuevamente a bailar. En ese mismo momento, en la mesa del frente entre las amigas se escucha la siguiente conversación:

-El tipo está como lindo… pero ya está bien (con cierta malicia en su rostro)… ¡Ayyy No! Ahí viene otra vez…

Andrés sale en busca de la mujer para esta noche, con una estúpida sonrisa en la cara, mirando el escote de su presa…

-¿Bailamosssss? – Le dice:
- Ejem… bueno…

Salen a la pista nuevamente, esta vez ella se retira un poco, mientras lo observa arrogantemente con una ceja alzada, como quien dice: quítenme a este tipo de encima. Andrés, quien por dentro está bastante confundido, piensa: -¿Qué pasó?… si todo iba tan bien…

No cruzan palabras durante esta canción y luego cada uno vuelve a su mesa.
Ella les dice a sus amigas – Niñas… ¡vámonos YA! No me aguanto a este tipo.
Él vuelve donde sus amigos preguntándose qué pudo salir mal, si todo iba viento en popa. -¿Qué pasó? No lo entiendo… ¿qué hice mal? Sus amigos miran atentos hacia la mesa donde se encuentra la susodicha, viendo cómo ella y sus amigas se ponen las chaquetas, dispuestas a marcharse inmediatamente.

Este caso es bastante común. ¿Cómo es que una mujer después de una “blujeaneada” se va, sin más? ¿Sin decir nada, sin dejar un número telefónico o su correo electrónico para buscarla en Facebook? ¿Después de semejante baile erótico? (Esto sin mencionar cuando se baila reggaetón).

De aquí se desprende una categoría similar donde tienen cabida los medios electrónicos.

La próxima: "Las calienta-huevos de internet"

8 comments:

  1. Y cual fue el error? :D

    ReplyDelete
  2. Ninguno, la vieja solo quería levantarse el ego. Jajaja qué pecado con Andrés, hasta me imagino la burla de los amigos. Esta historia me recordó a una prima jajaja así era, exacta. Vieja miserable.

    ReplyDelete
  3. Juaaaaaaa casi me orino!!!! jajajajajajajajajajajajajjajjjaja
    Lo que pasa es que los manes son una medio lamidita de oreja ya creen que se los van a llevar a la cama!!!! Ahora, la lección es: si la nena se deja apretujar a la primera, háganse desear, no caigan tan pronto!!! Simple... hágase el rudo y fijo se la come!!!
    me encantó

    ReplyDelete
  4. no muestre el hambre por que el que muestra el hambre no come.jejejejeje

    ReplyDelete
  5. Mejor no le cuento la clase de "bluejeaneada" que le pegaron hace años a mi amigo el puma...

    ReplyDelete
  6. No hombre, ibas bien, no debiste irte con los amigos ni chuparte media botella ni presumir nada, al principio tuviste el valor de sacarla a vailar, eso habla bien de uno, pero al irte es como perderle el interés, cuando estabas en el cachondeo, ahi debiste proponerle algo interesante, como ir a cenar a algun lugar romantico y despues al hotel pero sin proponerselo, eso debe darse solo cuando le exitas con pequeños besos en el cuello y en los ojos hazta llegar a su boquita, mmmm, ahi empiesa lo bueno.... jajajaja, suerte a la proxima my friend :D

    ReplyDelete
  7. Collas hps .. Por ESo mujer q levanto A monda , mujer q abro ... Sacudete piranha con tu chucha llena de chele jaja

    ReplyDelete
  8. Mira como comentan las calienta huevo jaja se sienten identificadaas con la historia del cachon d andres ( nombre de cachaco =cachon)

    ReplyDelete

Amigos que nos siguen